viernes, 21 de septiembre de 2012

Sin Esperanza…



Llevo unos días desconectado de la realidad por asuntos… personales.
   
Tan personales como deben ser los de Esperanza Aguirre cuando el lunes anunció de forma absolutamente sorpresiva su abandono de la presidencia de la comunidad y sus otros cargos, alejándose así de la tortuosa vida política a la que nos tiene acostumbrados.

No puedo, por menos, que felicitar a todos los ciudadanos madrileños, y por ende, a toda España.

Dicen algunos (y ella misma se encargo de recordarnos su grave enfermedad de la que parece haber salido bien, ya que se reincorpora en su puesto de funcionaria del Ministerio de Industria) que son motivos de salud. Dicen que es el cansancio de su edad ya avanzada y su ajetreada vida publica. Dicen que son verdaderos motivos familiares, y que ya cree que es hora de dedicarle más tiempo a sus nietos y demás familiares. Dicen muchas cosas, pero de fondo, yo creo que lo que verdaderamente la ha hecho dimitir es su “mal rollo” con su, y desgraciadamente de todos nosotros, presidente.

O quizás sea que, viendo la caída de popularidad del Partido Popular, vea ya como un imposible su no tan escondida ambición de llegar algún día a La Moncloa.

Quizás este preparando su salto hacia algún partido un poco más de derechas, como UPyD, (no es que yo sepa nada, es una “corazonada”) claramente identificado con los postulados falangistas del siglo pasado, o quizás es que haya negociado una jubilación anticipada con el tal Adelson, el “Señor de los Casinos”, que de alguna forma ha de pagarle el esfuerzo realizado por Esperancita para conseguir que instale en España el mayor puticlub de Europa, y con legislación propia, aislado legislativa e impositivamente del país que lo va a recibir.

Gratis y sin razones no se va, de eso podemos estar seguros… Pertenece a una calaña de políticos que lo mejor que saben hacer es corromperse, enriquecerse a costa del pueblo, y de paso, favorecer a sus familiares y amigos, sin complejos, con descaro, con altivez y desvergüenza.

Ella siempre ha representado la derecha más cutre dentro del partido, pero en estos momentos  esta superada por la que ejecutan los mandados de una Europa, identificada cada día más con el fascismo trasnochado y con el capital, que regentan el gobierno, aferrados a una política de recortes y ajustes desaforada, que van llevando a velocidad de vértigo a la mas absoluta ruina a nuestro país.

Todos los indicadores hacen presagiar que aunque parece imposible, aun nos podemos hundir más.

Las previsiones de la patronal auguran una caída del PIB para el 2013 cercana al 1,6%, lo que significa tres veces mas de lo previsto por el gobierno. Claro, que esas previsiones no son muy de fiar, ya que detrás de su valoración puede esconderse un nuevo apretón de tuerca de los convenios, salarios y legislación laboral, a la que ellos, tan solidarios, siempre están dispuestos.

Mientras tanto, abandonadas totalmente las políticas de empleo, las ayudas y los incentivos, el paro sigue aumentando, aunque nuestra “jefa” europea, Ángela Merkel se dejo caer el otro día con unas declaraciones en las que decía que, con sus políticas de recorte y ajuste que tan fielmente esta aplicando localmente en España su acolito Mariano, en el país se empezaba a ver una mejoría (de nuevo una visionaria de brotes verdes y primaverales, curiosamente en el otoño económicamente mas cruento), que habían mejorado nuestras exportaciones y por consiguiente se notaba una mejora en nuestra balanza de pagos…, y que se empezaba a ver contratación en el sector industrial… Desde luego, sus informadores, que supongo que son nuestros Ministros De Guindos y Montoro, siguiendo su ya reconocida y fea costumbre, a ella, también le están mintiendo. ¿Una mejora en la contratación industrial? ¿De que industrias? ¿De las que están cerrando, o de las que se declaran en estado concursal? ¿O quizás se refiere a la mejora en la empleabilidad en Marruecos y en los países orientales de mano de nuestros industriales, pobres ellos, que se llevan la producción fuera para mejorar los ingresos (sus ingresos)?

No hablan de nuestro país, o hay algo (más aun) que nos tienen escondido.

Tras una manifestación populosísima, por más que quieran decirnos que fuimos unos pocos y que no representamos una mayoría significativa, sobre sus políticas, se hacen los tontos, miran hacia otro lado. Ante la petición (y van en serio) de Cataluña de lograr su independencia de España, de segregarse definitivamente y constituir un nuevo país, van y le encargan al Rey que nos regañe, que nos llame al orden, que nos eche en cara que así no, que lo que hay que hacer es colaborar con el gobierno para salir de la crisis… y que dejemos de pensar en quimeras…

Y el otro, va y lo hace, se convierte en un bloguero excepcional y difunde la regañina en la red de redes… (Moderno él. Antes salía en la tele, pero como ahora la televisión pública ya no es de todos, sino del PP, del gobierno, y ya no la ve casi nadie, pues ha optado por Internet…)

Igual, piensa que aun son muchos los españoles que respetan su figura…, figura absolutamente simbólica, ya que es un rey que no reina, es solo una especia de relaciones publicas muy bien pagado, muy, muy bien pagado, y con el derecho de dejar su puesto de trabajo en herencia a los de su sangre, nos guste, o no.

La crisis no es del pueblo, es del sistema financiero, y todos estos ajustes, todos los recortes económicos y de nuestros derechos no tienen más justificación que querer que entre todos paguemos la deuda de sus amiguitos del alma, los que financian sus campañas, los que les perdonan créditos millonarios, los que colocan como asesores y consejeros a cualquiera que los políticos indiquen. Los favores se pagan, y en este caso, somos nosotros los que vamos a pagar los favores que les han hecho a ellos.

No, la crisis no es del pueblo, es de los especuladores, de los que tienen su dinero en paraísos fiscales, de los que durante años se han enriquecido en la burbuja inmobiliaria y ahora quieren que sus perdidas las paguemos entre todos, de los timadores que han engañado a pequeños ahorradores con las preferentes (si nos da usted su dinero, lo colocamos en un lugar donde usted lo perderá con preferencia a que lo perdamos nosotros), de los industriales que han desmontado sus negocios, de gente como Ruiz Mateos que, por segunda vez, y ahora lo intentan sus hijos de nuevo, ha engañado y robado el dinero a los que confiaron en él (también hay que ser un poco torpes, una vez, vale, dos, pase, pero tres…)

Si los dineros que se están dedicando y los que en el futuro se dedicaran a salvar a los bancos… mejor dicho a los banqueros, se dedicaran a preservar el estado del bienestar, a promocionar la creación de empleo, a ayudar a los emprendedores, a facilitar la creación de un verdadero tejido industrial, si se persiguiera la fuga de capitales, si se pidiera a los que tienen mucho, muchísimo, que nos dieran un poco en concepto de impuestos justos y no se les favoreciera con herramientas fiscales como las SICAV, si se persiguiera el fraude fiscal y no se perdonara a ladrones y corruptos, España, a diferencia de otros países de la Unión Europea, saldría de eso que llaman “la crisis” con facilidad. Con las políticas que esta desarrollando el gobierno, y a los hechos me remito, vamos a peor cada día, y supongo, que Esperanza, esa autentica fiera, lo huele, y se separa del partido que sin duda será el perdedor en los próximos comicios, buscando algún resquicio donde poder volver a desarrollarse políticamente.

La crisis es sistémica, es este sistema capitalista y consumista el que nos ha traído a ella, y con sus medidas difícilmente saldremos de la misma.

Con lo que me planteo si España es, como dicen los antiguos, Una, Grande y Libre.

¿Una?: Si Cataluña insiste y se va, y detrás otras comunidades siguen su camino, seremos muchas.

¿Grande?: Con la separación de comunidades y el empobrecimiento manifiesto del pueblo, somos cada vez mas pequeños, más insignificantes para el mundo que nos rodea.

¿Libre?: Definitivamente no, las nuevas medidas judiciales, las tasas, las leyes antiaborto (casi), la nueva versión de vagos y maleantes (resistencia pasiva), la cadena perpetua (de hecho es eso la pena de prisión permanente revisable) y otras perlas, recortan nuestras libertades y derechos, y los pocos que nos quedan ya se encargan desde Europa de ir menguándolos, hasta hacerlos desaparecer… y este, Mariano, a obedecer, que para eso está…

Estos, va a hacer bueno lo de que cualquier tiempo pasado fue mejor… (Claro, con excepciones, que no quiero yo que vuelva un “Generalísimo”)…

Jose Ramiro, bloguero

Por cierto, prometo recobrar desde hoy mi costumbre de un post diario…