lunes, 23 de abril de 2012

En Castellano puro y duro (y machista). Verguenza ajena me da.

El periodico la Razon comenta de Cristina Fernández Kirchner, Presidenta de argentina a la que apoda "mangona del botox", "Se pone cachonda de notoriedad y toma decisiones húmedas y voluptuosas"

José Luis Alvite, que la llama "La conejita de Buenos Aires", la describe así: "A mi peluquero le parece que la presidenta vive por las prisas del reloj. Por eso se pone cachonda de notoriedad y toma decisiones húmedas y voluptuosas. Es como si necesitase el tumulto casi obsceno del pueblo llano para sentirse aplaudida y deseada; como si al viciarse en la lascivia del poder hubiese descubierto que su destino histórico no es un retrato al óleo en la Casa Rosada, sino una foto encaramada como una conejita de ‘Play boy’ en lo alto de un tonel"

Alfonso Ussía  dice de ella: "Un apellido rarísimo. Quizá venga de un emigrante ruso, Kicilov. También búlgaro. A doña Bótox, la viuda negra, se le rocían las enaguas cuando lo mira. Es joven, guapo y peronista, casi montonero. Íntimo amigo del niño Kirchner, que será el próximo Presidente de Argentina. Kicillof es un muchacho violento, chulo, arrabalero". "la madre racial, ignorante y osada".
Y de Trinidad Jimenez, dice que tiene "un trasero respingón", al queGomez y los suyos le propinaron una patada dirigida a Zapatero. "Doña Trini es hoy un cuerpo abandonado que incita el codeo de los viandantes. Ahí va Trini, la perdedora".
Y de Leire Pajín comentaba, haciendo referencia a un supuesto aumento de peso: "Está admirablemente culonzuela, respingona", "melocotona temprana", "simpática y dicharachera gordinflona" o "sirena de Botero"

Verguenza ajena me da.