miércoles, 2 de mayo de 2012

La Justicia tiene que ser eso, JUSTA

"Te vas a venir conmigo al infierno"

Enrique A. G. S. acaba de ser condenado a siete meses de cárcel por un delito de violencia de género por un episodio ocurrido en enero de 2010, durante un viaje de Santoña a Castro Urdiales con su mujer. 
Según la sentencia, en el trayecto le dijo «te vas a venir conmigo al infierno» y, al parar en una gasolinera ella se bajó del coche. Entonces, él le advirtió: «te juro que te pego como no subas». Y lo hizo. La mujer le dijo que iba a llamar a la Guardia Civil, y el condenado le arrebató el teléfono móvil y la empujó, cayendo la víctima al suelo, lo que le ocasionó un traumatismo en la cabeza y el hombro.
Enrique A. G. S. recurrió la sentencia solicitando la absolución por embriaguez. En el juicio, la mujer corroboró que aquel día su marido «tenía síntomas evidentes de haber bebido» y que esos episodios violentos suceden «cuando bebe». Al final, su adicción al alcohol fue considerada como atenuante, pero simple. El acusado consiguió, además, que los siete meses de cárcel se sustituyesen por 46 días de trabajos en beneficio de la comunidad.
Esto es Violencia Machista, con mayúsculas.
  • ¿Quien interpreta la ley? 
  • ¿En manos de que justicia estamos?
  • ¿Como puede ser un atenuante emborracharse, para con la valentía que da el alcohol maltratar? 
  • ¿No es un agravante si tienes un accidente y vas borracho?
  • ¿Como la Fiscalía no actúa de oficio contra este tipo de personajes? 
  • ¿Sigue siendo necesaria la denuncia de la agredida? 
  • ¿Hay que esperar a que un maltratador "mate" para actuar contra él?
  • ¿?
José Ramiro, Bloguero