viernes, 12 de octubre de 2012

Massive black hole (Enorme agujero negro)



Estos misteriosos objetos, fruto de mentes preclaras que son capaces de ver incluso lo que no es visible, dentro de un mundo de números, de matemáticas del mas alto nivel, que en enormes sistemas ecuacionales describen el verdadero ser del universo aun cuando solo lo podamos ver expresado en teorías que siempre están por verificar, son “algo” que nunca hemos visto, pero que en base a esos cálculos y a la observación de los efectos que causan a su alrededor sabemos que existen, y que son “algo”, donde las leyes del universo colapsan y donde se entra en un mundo de divagaciones imposibles de comprobar.


La teoría de los agujeros negros habla de objetos supermasivos que se pueden describir, siempre de forma teórica, en dos partes (curioso que las cosas más complejas y desconocidas terminan siendo de los más sencillo, y es más fácil describir un agujero negro que un televisor), el horizonte de sucesos, barrera fantasmagórica que marca hasta donde ejerce su influencia el objeto, y la singularidad.

El comportamiento de estos objetos estelares (aunque no se si se puede llamar objeto a lo que no se puede ver, y que no sabemos nada de el, es el de fagocitar, devorar, deglutir todo aquello que se acerque a su horizonte de sucesos, que por otra parte crece en función de la masa que va devorando, haciéndose mas grande esa burbuja protectora, mientras en su centro, en su “núcleo”, la singularidad se va haciendo cada vez mas pequeña, cuanta mas masa absorbe, mas colapsa en aplicación de la simple teoría de la gravedad.

No podemos ver el interior de un agujero negro, ya que su influencia y atracción es tan grande que ni la luz es capaz de escapar de su interior, y una vez superado el horizonte de sucesos ya no hay posible vuelta atrás.

Eso que la teoría describe como singularidad, no es mas que un punto, en el centro del objeto, donde toda la masa, toda la materia que cruza el horizonte de sucesos se acumula, colapsa sobre ella misma, reduciendo su tamaño real infinitesimalmente hasta la…”nada”.

Es difícil de comprender como algo tan grande como una estrella, y mucho mas cuando hablamos de muchas estrellas, pueden concentrarse en ese punto no visible y adimensional que es una singularidad.

Quizás con un ejemplo mundano seamos capaces de ver como se comporta y porqué

Supongamos una vivienda teórica, pero sin ventanas, y con una sola puerta que no se puede abrir desde dentro y sí desde fuera, de manera que todo lo que entra ya no puede salir, y supongamos que podemos construir desde dentro sucesivas ampliaciones de la vivienda.

Cada vez que alguien entra, se generan necesidades mayores de consumo, de materiales de construcción para las ampliaciones, de agua para el correcto saneamiento e higiene y de alimentos para mantener con vida a los habitantes que ya nunca más podrán abandonar el recinto. Eso hará que solicitemos de algún supermercado cercano, aun telefónicamente, la compra de la semana, y el operario que nos la traiga, una vez superado el umbral, y entrado en el edificio ya no podrá salir, y de esta manera generamos más necesidades y vuelta a empezar.

Los agujeros negro pagan así su feroz apetito de todo lo que sea materia, la devoran, crecen y al crecer aumenta su apetito, su fuerza , necesitan mas materia para seguir creciendo, y eso hace que sean aun mas devoradores, y así vuelta a empezar.

Otro ejemplo es el comportamiento de la economía de nuestro país, o de aquellos que como nosotros hemos superado el horizonte de sucesos.

El país necesita financiarse para cubrir la dolosa deuda bancaria, y entonces, el gobierno, singular donde los haya, pide un rescate, es decir dinero prestado.

Ese dinero, una vez que entra en las arcas del estado, se aplica a salvar empresas ruinosa, bancos privados que mal gestionados y asumiendo riesgos muchas veces incuestionables, han ido entrando en perdidas.

Ese préstamo, genera, como es de rigor, unos intereses, más altos y mas exigibles cuanto más alto sea el crédito, lo que hace que nuestra deuda crezca y necesitemos pedir mas dinero prestado para poder seguir gastando en pagar esos mismos créditos, y así, una vez tras otra, vuelta a empezar.

Un verdadero agujero negro

Tan misterioso como los que predice la teoría.

La singularidad en este caso tiene nombre y es el gobierno del Partido Popular, que todo se lo traga, que ansía el dinero para poder pagar, y en base a eso, todo lo que esta cerca de ellos, va cayendo sobre el centro de ese inmenso agujero económico en el que han convertido nuestra economía.

Despropósito tras despropósito, amplían el horizonte de sucesos, y cada vez devoran más, ya se ha tragado el estado del bienestar, parte de los salarios de los funcionarios, todo tipo de derechos, más y más impuestos,… ya se ha tragado la sanidad universal, la educación y la formación universitaria, el sistema de becas, el judicial… y lo que es peor, cuando un objeto de estas características entra en fase de crecimiento, cuando devora tanto y en tan poco tiempo, crece, y crece, y lo devora todo hasta que ya no queda nada.

Ese es el punto de no retorno, donde los agujeros negros terminan por devorarse ellos mismos, y donde la singularidad va encogiéndose sobre si misma, colapsando hasta concentrar todo en un solo punto… la nada.

Este es el camino que ha elegido Rajoy, y también sus socios europeos.

El camino del no retorno, de fagocitar todos los derechos y beneficios universalmente aceptados para la población de sus países, haciéndolos colapsar, como es perfectamente visible en el caso de gracia, que ya ha colapsado y están del otro lado del horizonte de sucesos. Nunca volverá a ser el país que fue….

Realmente, es toda una singularidad este comportamiento antisocial…

En los agujeros negros, las leyes fundamentales del universo fallan, igual que con este tipo de gobiernos, las leyes fundamentales de la convivencia desaparecen…

Jose Ramiro, bloguero